Calefacción urbana



Si bien el cliente particular de calefacción urbana tiene una posición relativamente débil frente a la empresa de calefacción urbana, el cliente cuenta con cierta protección. 

Protección al cliente de calefacción urbana

  • Si la empresa de calefacción urbana quiere modificar las condiciones del contrato en su perjuicio, la empresa debe informarle a más tardar dos meses antes de que entren en vigencia las nuevas condiciones.
  • La empresa de calefacción urbana también debe fundamentar, por ejemplo, por qué es razonable un aumento de precio.
  • El cliente siempre tiene derecho de solicitar una negociación del precio y la capacidad que ha acordado. En relación con esa solicitud, usted tiene derecho a recibir la información necesaria para poder negociar con la empresa.
  • Si no llegan a un acuerdo, la empresa de calefacción urbana debe informarle de manera oral o escrita que la negociación ha finalizado y el motivo por el cual no han llegado a un acuerdo.
  • En ese caso usted tiene la posibilidad de solicitar una mediación ante Fjärrvärmenämnden, la Dirección de Calefacción Urbana. Usted deberá asegurarse que su solicitud de mediación haya ingresado en Fjärrvärmenämnden dentro de las tres semanas contadas desde el día en que finalizó la negociación.
  • Si la empresa de calefacción urbana no le informa a usted acerca de las condiciones contractuales modificadas, no tendrá derecho a aplicarlas. Tampoco tendrá derecho a aplicar las nuevas condiciones antes de transcurridas tres semanas desde que la negociación o la mediación hayan finalizado.
  • Usted tiene la posibilidad de rescindir su contrato de calefacción urbana sin costo alguno. El plazo normal de preaviso suele ser de tres meses. Contacte a su empresa de calefacción urbana si quiere rescindir el contrato.

Protección al consumidor en caso de interrupción de la calefacción urbana

Para que la empresa de calefacción urbana pueda cortar el suministro de calefacción urbana a su vivienda o local existen ciertas condiciones.

La empresa de calefacción urbana tiene derecho a cortar el suministro si el consumidor no ha cumplido con sus obligaciones en conformidad con el contrato, por ejemplo, si no ha pagado las facturas correspondientes a la calefacción urbana.